Al redactar un trabajo, el plagio es fuertemente sancionado, incluso eliminatorio. Sin embargo, puede ser difícil a veces entender lo que es el plagio y, por lo tanto, evitarlo. En este artículo te recordaremos rápidamente lo que es el plagio y te daremos algunos consejos para no caer en esta práctica.

¿Qué es el plagio?

El plagio es el uso de palabras o ideas que pertenecen a un tercero sin que se especifique su afiliación. Es decir, no puedes apropiarte de las afirmaciones que encuentras en obras de referencia ni usar el trabajo de otra persona y hacer que parezca tuyo, aunque esa persona te haya dado su consentimiento. Sin embargo, hay consejos para evitar el plagio, como los que enlistamos a continuación.

El plagio: ¿cómo evitarlo?

Usar las citas

Si deseas utilizar las palabras o las ideas de otra persona debes hacerlo con citas, es decir, poniéndolas entre comillas. Además, debes indicar claramente la fuente de tu cita, ya sea en el propio texto o a través de una nota al pie de página. Finalmente, la bibliografía al final del documento debe incluir todos los documentos que hayas utilizado para tu redacción.

 

Ilustraciones de referencia

Cuando utilizas fotos, ilustraciones, gráficos o cualquier otro tipo de material visual que no te pertenece, debes hacer referencia a los autores. Es decir, debes indicar la fuente del documento que estás utilizando, ya sea indicándola bajo el elemento en cuestión o utilizando una nota en pie de página.

 

Parafrasear las palabras

Cuando utilizas una cita puedes reformularla sin ningún problema para que se ajuste mejor a tu trabajo y que corresponda a tu estilo. Sin embargo, al igual que con las citas, siempre debes hacer referencia a tu fuente. La forma más fácil es usar una nota al pie de página. Para aprender más sobre la reformulación, lee este artículo: Las estrategias de reformulación: el paso desde un texto-fuente a un texto de divulgación didáctica.

 

Construir una bibliografía

En cualquier redacción tendrás que construir una bibliografía. Además de demostrar tu integridad y respeto por los derechos de autor, una bibliografía atesta del carácter científico de tu trabajo y permite a tus lectores identificar y encontrar tus fuentes de manera fácil.