El proyecto de investigación es un ejercicio cuyo nombre resuena en la mente de buen número de estudiantes. Se trata de un paso clave en un programa académico de estudios superiores para aprobar su grado, su máster o su doctorado y conseguir así su título. Es también la ocasión para que el estudiante ponga de relieve su comprensión de la formación recibida.

El informe de proyecto se suele trabajar a lo largo de un año, por lo que te animamos a que te organices para redactarlo en los plazos establecidos.

Ya debas redactar un trabajo de postgrado, una tesis o un proyecto, estos son todos los pasos ineludibles para tu trabajo de investigación.

 

Índice

Paso 1: Definir un tema de investigación que te motive

 

Todos los estudiantes que desean redactar una memoria académica pasan por esta casilla de salida: la búsqueda del tema de la memoria

En algunos centros universitarios, los temas te son propuestos. Para elegir, escoge el tema que más te motive y que sea el más adecuado teniendo en cuenta tus ambiciones profesionales.

Un consejo: recuerda contactar rápidamente con el profesor encargado de los proyectos de fin de carrera para hablar del tema elegido. Es posible que pueda darte recomendaciones y vías de investigación.

En los demás casos, aquí tienes una lista de los criterios a tener en cuenta para ayudarte a encontrar tu tema:

  • Sencillo: Elegir el tema que te parezca más sencillo, menos complejo en vista de tus habilidades / conocimientos / ganas
  • Factible: Seleccionar un tema en el que el acceso a la documentación y a las personas con las que hablar sea más fácil
  • Pertinente: Poner de relieve los cursos que sigues y/o tus ambiciones profesionales
  • Aceptable: Validar el tema de redacción con tu institución educativa
  • Sugerente: Elegir un tema que te resulte atractivo será una de las claves de tu éxito y de tu motivación

 

Otros trucos para definir un tema de proyecto que te motive:

Paso 2: Elegir un director de proyecto disponible y alentador

Paso 2: Elegir un director de proyecto disponible y alentador

En un máster, cuando ya has elegido el tema, tendrás que seleccionar un director de proyecto.

Este último tiene como principales funciones ayudarte, guiarte y aconsejarte sobre la conveniencia del tema. Evalúa contigo la viabilidad de tu tema, puede sugerirte otras alternativas y guiarte en la delimitación del tema.

Para elegir tu compañero de equipo en este proyecto académico, hay que tener en cuenta su disponibilidad para dirigirte, comprobando si no tiene ya muchos otros estudiantes que supervisar. También es preciso averiguar su especialidad y asegurarse de que esté bastante próxima al ámbito de tu tema.

Por último, opta por un director de proyecto con el que tengas buen feeling. Fíate de tu instinto. Vas a compartir tus preguntas, tus avances en este proyecto y, a veces, tus momentos de duda. Tu asesor es un auténtico apoyo en este trabajo de investigación.

Ten presente que está ahí para guiarte y no para hacer el trabajo en tu lugar, así que es labor tuya preparar las preguntas que quieras hacerle.

 

Otros trucos para elegir tu director de proyecto:

Paso 3: Formular tu problemática y los límites de tu tema

Paso 3: Formular tu problemática y los límites de tu tema

Para redactar un buen –incluso un excelente– proyecto de fin de estudios, la elección de la problemática juega un papel esencial. La problemática es la pregunta central a la que responde tu proyecto. Así pues, estructura el proyecto y constituye el hilo conductor. Es la pregunta que saca a la luz los retos del tema. La problemática nace de tu pensamiento, muestra la manera en que vas a abordar el tema.

Dicho esto, te recomendamos encarecidamente que realices algunas investigaciones preliminares para tener una visión de conjunto acerca del tema y que analices los documentos leídos de forma que constituyan una reflexión personal. De este modo, determinarás los retos más importantes y relevantes teniendo en cuenta tu ámbito de estudios. De toda esa reflexión deriva obviamente tu gran pregunta: la problemática.

Para estar seguro de haber definido bien el tema bajo todos los ángulos, es eficaz el método CQQCDCP. Se denomina también método del mapa mental, mindmap en inglés. Respondiendo a las preguntas cómo, qué, quién, cuánto, dónde, cuándo y por qué, desplegarás un gran número de pistas para luego delimitar el tratamiento elegido.

En concreto, aquí tienes cómo proceder y a qué responden las preguntas enunciadas anteriormente:

  • ¿Cómo? Listar los temas y subtemas de tu materia
  • ¿Qué? Definir los ámbitos correspondientes al tema: la física, la economía, la sociología, etc.
  • ¿Quién? Explicar el tipo de población tomado en cuenta en tu texto
  • ¿Cuánto? Determinar los indicadores cuantitativos y cualitativos a tener en cuenta para respaldar tu texto
  • ¿Dónde? Situar tu tema en un espacio geográfico
  • ¿Cuándo? Delimitar tu tema en el tiempo
  • ¿Por qué? Determinar las causas relevantes a mencionar

Paso 4: Elaborar un plan detallado

 

La elaboración del plan se basa en una lógica rigurosa. Se relaciona directamente con tu problemática. Es aconsejable que hables con tu director de proyecto una vez establecido el plan para que él lo valide o para que te explique las posibles correcciones a incluir.

Tu plan responde progresivamente a la gran pregunta que es tu problemática. Así mismo, la conexión entre los párrafos se realiza de manera natural.

 

¿Cómo articular tu plan de proyecto universitario?

Dispones de varios métodos, te toca elegir aquel que tenga más sentido respecto a tu tema:

  • Partir de una idea sencilla para ir hacia la complejidad;
  • Expresar un tema general y continuar hacia un ejemplo;
  • Desarrollar el «sí» como respuesta a la problemática, después el «no» y, por último, la mezcla de ambos.

Dos consejos: un plan de calidad es un plan equilibrado. Cada uno de tus títulos responde a la problemática y aporta una información

Si los títulos se identifican correctamente en un Google Doc o un Word como «títulos 2», «títulos 3»… podrás visualizar fácilmente tu plan y hacer correcciones si es necesario.

 

Otros trucos para elaborar un plan detallado:

Paso 5: Buscar datos adecuados

Paso 5: Buscar datos adecuados

Durante la realización de este paso, haces la labor de un investigador. Ese trabajo te lleva a consultar bastantes tipos de documentos, a realizar entrevistas. Tu misión es encontrar datos adecuados y fiables, sobre todo verificando las fuentes.

Para evitar caer en el exceso de información (demasiada cantidad de datos), realiza investigaciones precisas y conserva solo los datos relevantes para tu problemática.

Si encuentras datos interesantes pero que no responden a tu problemática, siempre puedes mencionarlos en tus anexos.

A lo largo de toda tu búsqueda de documentación, es aconsejable analizar, clasificar los datos y anotar las fuentes con cuidado. Esta fase de búsqueda es importante, ya que la calidad de tu trabajo de investigación se basa en gran parte en la pertinencia de los datos recopilados, así como en un análisis minucioso.

 

Otros trucos para buscar datos adecuados:

Para evitar perder las referencias utilizadas durante tu búsqueda de información, recuerda anotarlas conforme vayas avanzando. Eso facilita también la redacción de tu bibliografía.

 

Paso 6: Redactar y estructurar tu proyecto

La estructura del proyecto puede variar en función de tu institución. Pero como ejemplo y para verlo más claro, aquí tienes una estructura típica:

 

La portada o primera página

La primera página de tu informe universitario es también la primera impresión que tendrá el lector sobre tu trabajo. Allí figura, por lo general:

  • El nombre de tu centro universitario
  • La ciudad de tu universidad
  • Tu año académico
  • Tu especialidad en tu programa académico
  • El título del trabajo de investigación
  • Tu nombre y apellidos
  • El nombre y apellidos de tu director de proyecto
  • Los nombres y apellidos de los miembros del jurado
  • El nombre y el logo de la empresa para la que hayas realizado este estudio (si se da el caso)

La página de agradecimientos

Es la página donde figuran tus agradecimientos a las personas que han contribuido a la realización de tu trabajo (tu director de proyecto, tus profesores y tus contactos profesionales, por ejemplo).

 

La tabla de contenidos

También denominada «índice»:

  • Títulos de las secciones de tu trabajo de investigación
  • Títulos de las subsecciones
  • Números de las páginas correspondientes
  • Enlaces a esas páginas (si se trata de una versión digital)

 

El glosario

Las abreviaturas, las palabras científicas o específicas requieren a veces una explicación. Esta página tiene como objetivo listarlas y definirlas para entender bien los términos de tu proyecto de fin de estudios. Esta página no es obligatoria.

 

Otros trucos para redactar tu proyecto:

La introducción

Esta parte se dedica a la presentación de tu tema, de tu problemática, y a la forma en la que vas a darle respuesta. Es la ocasión de suscitar el interés del lector.

 

El cuerpo del proyecto de investigación

Las investigaciones se organizan en 3 o 4 secciones, por lo general. En ellas, los apartados son equilibrados. Se espera un salto de línea cada vez que haya un cambio de idea.

 

La conclusión

Responde a la problemática haciendo un pequeño resumen de cada sección desarrollada y abre la puerta a la reflexión hacia una ampliación en torno a otras vías de investigación.

La bibliografía

Las fuentes bibliográficas respetan las normas de citación y varían en función de la naturaleza de la fuente (libro, sitio web o artículo). Las citas, las imágenes, los gráficos… es necesario mencionar todas las fuentes para justificar tus reflexiones e invitar al lector a aprender más de ellas sobre tu tema. Es fundamental dar la referencia de tus fuentes para no arriesgarte a ser acusado de plagio. Sobre todo porque los evaluadores de proyectos localizan el plagio rápidamente gracias al uso de softwares antiplagio, que detectan las similitudes en los textos, como Compilatio. Es recomendable indicar en tu trabajo que has pasado tu texto de proyecto por un software antiplagio, como Studium en el caso de los estudiantes, para reforzar tu credibilidad. Es posible que tu institución académica acepte una sola norma de citación. Tu director de proyecto puede informarte acerca de este tema.

Los anexos

Si tienes muchos anexos, puedes redactar un índice antes de enunciarlos. Los anexos agrupan los detalles de los cuestionarios cualitativos y cuantitativos realizados, y de los datos adicionales con respecto a tu tema.

Paso 7: Revisar y ajustar tu proyecto

Paso 7: Revisar y ajustar tu proyecto

Una vez redactado completamente tu proyecto con los anexos y las fuentes bibliográficas correctamente referenciadas, te recomendamos efectuar un trabajo de revisión. Es todavía mejor si lo realizas sobre la marcha para evitar las incoherencias, las faltas de ortografía, de gramática o incluso de sintaxis

Además, una maquetación cuidada facilita la lectura a tu evaluador. En concreto, presta atención a la homogeneidad del tipo de letra, a poner en negrita las palabras clave, al embellecimiento de tu valioso trabajo de investigación… No dudes en añadir color e imágenes para hacer más atractivo tu proyecto.

Tu director de proyecto tiene también un papel importante que cumplir en la revisión de tu trabajo universitario.

 

Más información sobre Studium

Paso 8: Preparar la presentación oral

 

Una vez realizado el trabajo, puede que tengamos ganas de descansar un poco. Queda, sin embargo, un último obstáculo por superar que es tan importante como la redacción del proyecto: la defensa oral.

Esta presentación oral es el momento en el que puedes defender tu trabajo efectuado a lo largo del año. El jurado está compuesto generalmente por tu director de proyecto y uno o varios invitados del mundo universitario (profesores, por ejemplo).

Esta prueba oral dura por lo general unos treinta minutos y no se trata de entrar en los detalles de tu proyecto de validación del título, puesto que los miembros del jurado ya lo habrán leído con anterioridad. Ten en cuenta que el objetivo es explicar la elección del tema, la problemática y la forma en que has actuado para responder a ella. Por último, menciona las conclusiones a las que has llegado.

Puede resultar interesante hablar de las dificultades que te encontraste a lo largo de tu trabajo y cómo hiciste para superarlas. Es preciso que tengas perspectiva y que demuestres sentido crítico.

Por último, responderás a las preguntas formuladas por los miembros del jurado. Estos últimos te comunicarán así mismo sus críticas sobre tu proyecto.

Por lo tanto, tienes que preparar una presentación visual (tipo Power Point o Google Slide).

Para facilitar la presentación de esta defensa, utiliza:

Luego, el jurado va a hacerte algunas preguntas. Puedes intentar preverlas para sentirte más cómodo cuando tengas que responderlas.

En resumen, la redacción de un proyecto de fin de estudios es un paso importante para validar tus conocimientos. Lleva tiempo elaborarlo, por lo que más vale que seas organizado. Pero vale la pena, ya que el trabajo de investigación te permite validar tu programa universitario. Esfuérzate al máximo en la investigación y la redacción, sé auténtico y aprecia el valor del trabajo que entregues. Feliz redacción de proyecto, trabajo de postgrado o tesis. ¡Ahora te toca a ti!


Enlaces y fuentes adicionales: