Teddy está trabajando en una presentación para la clase de la próxima semana. Para asegurarse de que lo hizo bien, siguió los consejos dados en el artículo “Infografía para hacer más atractiva una presentación visual”. Quiere resaltar su deber con imágenes y gráficos impactantes. La presentación no se difundirá fuera del curso. Teddy se preguntó si debía usar imágenes y gráficos libres de derechos de autor.

¿Qué es una imagen libre de derechos de autor?

Las imágenes pueden adoptar varias formas: foto, gráfico, dibujo, etc. En todos los casos, la imagen libre de derechos de autor siempre está enmarcada por una licencia de usuario. Nunca dejará de pertenecer a su autor, como lo especifica la Ley de Propiedad Intelectual de España (Real Decreto 1/1996, del 12 de abril). “Esta Ley establece con claridad que cualquier imagen, obra fotográfica o mera fotografía, puesta a disposición del público por terceros y divulgada en un momento concreto o en una web, requiere de la autorización de su autor para su difusión.” (Webpositer) Una imagen libre de derechos de autor puede ser una imagen libre o de pago. En general se rige por una licencia Creative Commons. Ésta indica si se puede utilizar sin límite de tiempo, así como en qué marco se define. El principio de Creative Commons es abrir el campo de la creación a los demás y permitir el intercambio enmarcado por reglas y normas. Por lo tanto, una imagen libre de derechos de autor es simplemente una imagen destinada a ser utilizada y enmarcada por diferentes términos de uso.

 

compilatio.net

Foto de John Schnobrich en Unsplash, 19/01/2018

¿Por qué utilizarlo en un contexto académico?

Como profesor o estudiante, ¿piensas que nadie se da cuenta cuando usas una imagen sin mencionar tu fuente? ¿Tal vez te preguntas si también se puede usar cualquier imagen sin riesgo? Sin embargo, al momento en que una imagen está visible en una presentación, un trabajo o un curso, está sujeta a la propiedad intelectual. Por tal motivo, el nombre del autor debe ser mencionado. Por lo tanto, es mejor desarrollar buenos hábitos y valorar el nombre del autor bajo todas las imágenes utilizadas.

En el artículo «Les risques d’utiliser une image non libre de droit «, traducido por «Los riesgos de utilizar una imagen no exenta de royalties«, propuesto por Dylan Skiba para el sitio de Apresta, se nos recuerdan los riesgos inherentes del uso fraudulento de las imágenes:

En materia penal, la sanción por infracción de derechos de autor es una multa de hasta 300.000 euros y tres años de cárcel.

Hoy en día, los robots llamados en inglés «copyright trackers» pueden analizar Internet para permitir a los autores encontrar sus imágenes y ser advertidos en caso de uso indebido.

También se trata de una cuestión de ética: el derecho de autor es un concepto importante en la legislación europea.

compilatio.net/es

Foto de Giorgio Tomassetti en Unsplash, 01/08/2018

¡Aprovecha los bancos de imágenes para encontrar lo que buscas!

Hoy en día, es muy fácil encontrar un banco de imágenes con fotos libres de derechos de autor. Para nombrar sólo algunas de estas plataformas, estamos hablando de Fotolia, Shutterstock, Offset, Flickr, etc. También podemos simplemente utilizar la herramienta de búsqueda avanzada de imágenes de Google que permite seleccionar las condiciones de uso. También se puede seleccionar un banco de imágenes especialmente diseñado para el entorno educativo. Meritxell Viñas, en la página del blog de TotemGuard, nos ofrece, por ejemplo, una lista de bancos de imágenes por dominio. Por ejemplo, las bases de datos dedicadas a la historia, al arte, la geografía o las ilustraciones de matemáticas o de medicina para un curso de ciencias.

 

Foto de pixabay.com, 17/03/2016

Utiliza de manera correcta una imagen libre de derechos de autor

El uso que puedes darle a una ilustración (uso, modificación, fines comerciales o no comerciales) depende del tipo de licencia que la rige. Si no se menciona nada, asume que hay un Copyright y que no puedes usar la imagen. Si se indica una mención Creative Commons, se puede utilizar la imagen. El tipo de licencia indica lo que se puede hacer con ella. Por ejemplo, si tenemos licencias Creative Commons «NC» para No Comerciales. Esto significa que puedes utilizar la imagen, pero no con fines comerciales. Para más explicaciones sobre los tipos de licencias existentes, no dudes en consultar el sitio web dedicado a este asunto. También hay licencias libres como la GNU para documentación libre, o a veces una simple mención de «libre de derechos». En este caso, se puede utilizar las imágenes y modificarlas como sea. Si deseas utilizar una imagen de dominio público, la única mención obligatoria es la del autor, lo que es el caso para la mayoría de las obras de derecho francés.

Foto de Marcelo Chagas en Pexels, 17/04/2019

 


Hay muchas imágenes «libres de derechos de autor» en plataformas y bancos de imágenes. Pero ten cuidado: libre de derechos de autor no significa que sean imágenes gratuitas, ni imagen libre de derechos. Es importante aprender a usar estas imágenes de manera efectiva en un entorno académico para no exponerse a riesgos. Como usuario de una imagen, te debes asegurar de que siempre está en su derecho legítimo. Esto se puede hacer usando imágenes libres de derechos de autor que pueden ser reutilizadas, o comprando una licencia de acuerdo con los usos que desees hacer de ellas. Los derechos de autor son tan importantes para imágenes y gráficos como para citaciones.

 

Teddy, ahora tienes muchos recursos para encontrar imágenes y gráficos libres de derechos de autor. 😉


Fuentes

Compilatio, Infografía para hacer más atractiva una presentación visual

 Webpositer, Cómo usar imágenes en Internet de forma legal con licencias Copyleft y Creative Commons

Apresta

TotemGuard, Lista de bancos de imágenes por dominio

Sitio web dedicado de Creative Commons

Pixabay.com

Pexels

Unsplash